FotoFinder: De la trastienda al mercado mundial

100 países. 1 familia. La sensación FotoFinder.

Fue en 1991, a principios de la era multimedia, cuando Andreas y Rudolf Mayer tuvieron una visión: ¡desarrollar una base de datos de imágenes digitales que hizo superfluos los archivos fotográficos! Entonces, se colocó la primera piedra de FotoFinder. La primera oficina fue la trastienda de una tienda asiática en Múnich y no había ni plan de negocios ni capital inicial. Nadie sospechaba que FotoFinder pasaría de ser un negocio de dos personas a convertirse en una marca global de tecnología médica. Todo cambió tras entrar en contacto con un profesor de dermatología que

en aquella época fotografiaba lunares y los documentaba laboriosamente en papel. Rápidamente comprendieron que el monitoreo de lunares empleando medios digitales podría revolucionar el diagnóstico del cáncer de piel. En 1994 nació la cámara medicam, y pronto se desarrolló a partir de ella el primer sistema de imágenes FotoFinder dermoscope. Durante los primeros años, cada venta era un evento. Las entregas se hicieron con un pequeño Fiat Uno, ¡una hazaña cuando se piensa en las grandes pantallas CRT!
Han pasado muchos años desde entonces. Hoy

 

día FotoFinder es líder mundial en el mercado y ganador de premios de exportación. Sin embargo, algunas cosas no han cambiado desde el principio. El principio de familia sigue siendo una prioridad para los 65 empleados de Bad Birnbach, así como para los socios y clientes en más de 100 países. Incluso hoy día, cada sistema se fabrica individualmente a mano, con los más altos estándares de calidad. ¡Así es como apoyamos a nuestros clientes con tecnología de punta innovadora y confiable!