¡Prevención de vez en cuando con la videodermatoscopia!

¿Por qué debería hacerme un examen?

El cáncer de piel está aumentando en todo el mundo. En el 2018, según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de la Salud 60,712 personas murieron por melanoma y se reportaron 287, 723 nuevos casos a nivel mundial. Los tipos principales de cáncer de piel son: carcinoma de células escamosas, carcinoma de células basales y melanoma. El melanoma causa la mayoría de las muertes por cáncer de piel. La buena noticia: si el cáncer de piel se detecta a tiempo se puede tratar. Por lo tanto, ¡Examínese regularmente la piel por un especialista!

Cáncer de piel - ¿cómo se desarrolla?

El cáncer de piel ocurre cuando se producen errores (mutaciones) en el ADN de las células de la piel. Las mutaciones ocasionan un crecimiento fuera de control de las células y la formación de una masa de células cancerosas.

Gran parte del daño al ADN en las células de la piel es consecuencia de la radiación ultravioleta (UV), que se encuentra en la luz del sol y en las luces que se utilizan en las camas solares. Pero la exposición al sol no explica los casos de cáncer de piel que se manifiestan en piel no expuesta comúnmente a la luz del sol. Esto indica que otros factores pueden intervenir en el riesgo de padecer cáncer de piel, como estar expuesto a sustancias tóxicas, tener una afección que debilite el sistema inmunitario, factores hereditarios y estilo de vida.

¿Qué tipos de cáncer de piel existen?

Existen tres formas principales de cáncer de piel: carcinoma basocelular, carcinoma espinocelular y melanoma.

  1. Carcinoma basocelular: Por lo general, los carcinomas de células basales se producen en áreas del cuerpo expuestas al sol, como el cuello o el rostro.
  2. Carcinoma espinocelular: En la mayoría de los casos, el carcinoma espinocelular se produce en áreas del cuerpo expuestas al sol, como el rostro, las orejas y las manos. Las personas con piel más oscura son más propensas a desarrollar carcinomas espinocelulares en áreas que generalmente no están expuestas al sol.
  3. Melanoma: El melanoma puede formarse en cualquier parte del cuerpo, en la piel normal o en un lunar existente que se vuelve canceroso. Tanto en los hombres como en las mujeres, el melanoma se puede producir en la piel que no ha sido expuesta al sol. El melanoma puede afectar a las personas de todos los tipos de piel. En las personas con tonos de piel más oscura, el melanoma tiende a producirse en las palmas de las manos o las plantas de los pies, o bajo las uñas de los pies o las manos.
  4. Sarcoma de Kaposi, Carcinoma de células de Merkel, tumores de los anexos de la piel, linfoma cutáneo, sarcomas: Son tipos de cáncer de piel menos frecuentes.

El melanoma es mucho menos común que el cáncer de piel de células basales o de células escamosas, pero es mucho más peligroso. Al igual que el cáncer de células basales y de células escamosas, el melanoma es casi siempre curable en sus etapas iniciales. Sin embargo, el melanoma tiene muchas más probabilidades de propagarse a otras partes del cuerpo, si no se detecta temprano, en comparación con el cáncer de células basales o escamosas.

¿Soy un paciente de riesgo?

  • Piel clara. Independientemente del color de la piel, toda persona puede contraer cáncer de piel. Sin embargo, tener menos pigmento (melanina) en la piel proporciona menos protección contra la radiación UV perjudicial. Si tienes cabello rubio o pelirrojo, ojos claros y pecas o te quemas fácilmente con el sol, es más probable que desarrolles cáncer de piel que una persona con piel más oscura.
  • Antecedentes de quemaduras por el sol. Haber tenido una o más ampollas de quemaduras por el sol de niño o adolescente aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel de adulto. Las quemaduras por el sol en la adultez también son un factor de riesgo.
  • Exposición excesiva al sol. Cualquier persona que pase un tiempo considerable al sol puede desarrollar cáncer de piel, especialmente si la piel no está protegida con protección solar o ropa. Broncearse, incluso exponerse a camas y lámparas solares, también te pone en riesgo. El bronceado es la respuesta a las lesiones de la piel ante la radiación UV en exceso.
  • Climas soleados o en grades altitudes. Las personas que viven en climas cálidos y soleados están expuestas a mayor luz solar que las personas que viven en climas más fríos. Vivir en elevaciones más altas, en donde la luz solar es más fuerte, también te expone a más radiación.
  • Lunares. Las personas que tienen muchos lunares o lunes atípicos denominados nevos displásicos se encuentran en mayor riesgo de padecer cáncer de piel. Estos lunares atípicos, que parecen irregulares y generalmente son más grandes que los lunares normales, tienen más probabilidad de convertirse en cancerosos. Si tienes antecedentes de lunares atípicos, contrólalos regularmente para ver si presentan cambios.
  • Lesiones cutáneas precancerosas. Tener lesiones en la piel conocidas como queratosis actínicas puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de piel. En general, estos crecimientos precancerosos en la piel aparecen como manchas ásperas y escamosas que son de color marrón a rosa oscuro. Son más comunes en el rostro, la cabeza y las manos de las personas con piel clara que han sufrido daños por el sol.
  • Antecedentes familiares de cáncer de piel. Si uno de tus padres o un hermano tuvo cáncer de piel, el riesgo de que padezcas la enfermedad puede ser mayor.
  • Antecedentes personales de cáncer de piel. Si una vez desarrollaste cáncer de piel, estás en riesgo de volver a tenerlo.
  • Sistema inmunitario debilitado. Las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado corren un riesgo mayor de desarrollar cáncer de piel. Esto incluye personas con VIH/SIDA y aquellas que toman medicamentos inmunosupresores después de un trasplante de órgano.
  • Exposición a la radiación. Las personas que recibieron tratamiento de radiación para las afecciones de la piel, como eccema y acné, pueden tener un mayor riesgo de cáncer de piel, especialmente carcinoma de células basales.
  • La exposición a ciertas sustancias. La exposición a determinadas sustancias, como arsénico, puede aumentar el riesgo de cáncer de piel.

¿Cuáles son las señales de alarma típicas del cáncer de piel?

Cambios en los lunares pueden ser una indicación de cáncer de piel. Observe, por lo tanto, los siguientes criterios en sus lunares:

  • Cambios de color (p.ej. más claro, más oscuro, nuevas tonalidades)
  • Cambio de tamaño o espesor
  • Cambios en el ambiente de los lunares (p.ej. enrojecimiento, blanqueamiento, hinchazón).
  • Lunares nuevos
  • Lunares sangrantes

¿Cómo puedo examinar mis lunares yo mismo?

Examine de forma regular sus lunares y cada lesión que no se cura en un lapso de cuatro semanas. Preste atención a cambios usando la regla del ABCDE:

A = asimetría: forma irregular, asimétrica

B = borde: bordes irregulares

C = color: colores diferentes

D = diámetro: superior a 5 mm

E = evolución: Cambios en los últimos tres meses

 

Si encuentra alteraciones de su piel, ¡haga una cita con un dermatólogo!

¿Cómo se realiza un mapeo corporal total con FotoFinder?

Considere su piel como un paisaje. En una cartografía corporal total usando el procedimiento FotoFinder bodystudio ATBM para el Mapeo Corporal Total Automático, se crea un mapa de sus lunares ("Body Map") y se monitorea a largo plazo. El procedimiento se basa en el "método de dos pasos para el seguimiento digital", el método más avanzado para el control de la piel y los lunares, practicado por expertos en cáncer de piel en todo el mundo.

El software marca los lunares nuevos y alterados. De esta manera, incluso los cambios más pequeños en la piel y en cada lunar individual, así como los lunares nuevos pueden detectarse lo antes posible, cuando la probabilidad de curación es alta. Este procedimiento ofrece doble seguridad ¡especialmente para pacientes de alto riesgo!, evitando también operaciones innecesarias.

¿Cuánto cuesta un examen con FotoFinder?

El examen con el procedimiento FotoFinder ATBM es actualmente todavía un servicio de auto-pago para pacientes con seguro médico (los llamados servicios de salud individual). Por lo general, las compañías privadas de seguros de salud cubren los costos. Los costos pueden variar dependiendo del examen utilizado y de los factores de riesgo personales. Por favor, ¡pregúntele a su médico!